Regalo en todos los pedidos

Envíos gratuitos +39€ (en península)

Envío en 24/72h (península y baleares)

Tu cesta

Tu cesta está vacía

Guía para método curly

Método curly: guía para presumir de rizos

¿Quieres darle vida a tu melena con rizos? Los cabellos ondulados y rizados son llamativos y atraen todas las miradas, convirtiéndose en la envidia de muchas mujeres con el pelo lacio y fino. Sin embargo, como dice el refrán, nunca llueve a gusto de todos... ¡El pelo rizado requiere de una atención especial que puede llegar a traerte de cabeza! Si lo comparamos con los cuidados de una melena lisa, lavar, desenredar y peinar los rizos es una tarea mucho más tediosa. Además, ¿sabías que también necesita una hidratación extra para que no luzca un aspecto apagado, seco y sin brillo? Si controlar el encrespamiento de tu cabello y mantener tus rizos se ha convertido en un todo reto, eso es porque todavía no has descubierto los beneficios de seguir el método curly. ¡Muy atenta!

 

¿Qué es el método curly?

 

Puede que hasta ahora no sepas mucho sobre esta técnica. Cuando hablamos de método curly nos estamos refiriendo a una rutina capilar para cabellos rizados y ondulados que promete resultados espectaculares. Si lo que quieres es definir tus rizos de forma natural, combatir la sequedad y acabar con el encrespamiento, necesitas comenzar urgentemente este tratamiento basado en la hidratación y nutrición de tu melena.

¡Conseguirlo es más sencillo de lo que crees! Fue la estilista profesional Lorraine Massey quien, a través de su libro “Curly Girl, The Handbook”, diseñó una guía de referencia para lograr presumir de ondas en solo varios pasos.

Las redes sociales están repletas de imágenes que muestran los cambios, el antes y el después del método curly. Si te sigues preguntando qué conseguirás, te lo vamos a resumir en tres beneficios: un cabello nutrido en profundidad, las puntas completamente reparadas y unos rizos definidos y naturales.

 

 

Pasos del método curly

 

¡Ya es hora de comenzar a sacar el máximo partido a tus rizos! Para lograrlo, debes empezar cambiando tus hábitos de cuidado capilar. El secreto del método curly se encuentra precisamente en eso, en seguir correctamente los pasos de esta nueva rutina y en utilizar productos específicos. Pero además de cosméticos de calidad, necesitas ser muy constante y paciente.

Y es que, como ocurre con todos los tratamientos, no esperes ver cambios de un día para otro. Es cierto que poco a poco irás notando mejoría, pero tendrán que pasar unas semanas para que todos puedan apreciar el resultado. ¡Lo importante es que no descuides ningún paso del método curly!

 

1. Despídete de tu champú con sulfatos

Un último lavado con tu champú habitual marcará el comienzo de tu tratamiento curly. ¡Eso sí, es fundamental que este champú contenga sulfatos, pero no siliconas! Esto te permitirá eliminar por completo todos los residuos y siliconas que se han acumulado en el cuero cabelludo y en el cabello.

2. Champú sin sulfatos

Si como primer paso era esencial usar un champú con sulfatos y sin siliconas, es importante que tengas en cuenta que de aquí en adelante ya no tendrás que volver a usarlo. ¡Lo que necesitas ahora es un champú sin sulfatos y sin siliconas

3. Acondicionador y mascarilla

Tras cada lavado, es importante que utilices un buen acondicionador desenredante, desde la mitad de la melena hacia las puntas. Estos productos, además de aportar brillo y suavidad, facilitarán la tarea de peinar tu cabello. A la hora de desenredar, recuerda hacerlo siempre en mojado y ayúdate de las manos o, como mucho, de un peine de cerdas ancho específico para rizos. Asimismo, muchas personas usan el acondicionador como un producto que sustituye el lavado con champú sin sulfatos, es lo que se conoce como la técnica del Co-Wash, ya que también cuentan entre sus ingredientes con agentes limpiadores suaves.

Si quieres optar por este método, nuestra recomendación es que tengas en cuenta tu tipo de pelo. Si tu cabello es fino, graso y ondulado, es mejor que te olvides de los lavados con el acondicionador; en cambio, si tienes el pelo rizado y seco, puedes alternar los lavados con champú y con acondicionador.

Una o dos veces a la semana, según las necesidades de tu cabello, debes utilizar una mascarilla ideal para el método curly que te proporcione ese extra de nutrición e hidratación con el que controlar el encrespamiento y la sequedad. Este producto se aplica antes de usar el acondicionador, responsable de cerrar las cutículas, para asegurar que los ingredientes penetran correctamente en el interior del cabello.

El tiempo de actuación dependerá de lo que indiquen los fabricantes, aunque para conseguir los rizos hidratados, suaves y brillantes que persigue el método curly, puedes dejarla actuar, incluso, entre media hora y dos horas.

4. Productos para activar y definir los rizos

Además de la limpieza e hidratación de la melena, dentro del método curly también se contempla el uso complementario de cosméticos sin siliconas ni alcoholes secantes que aporten vida al cabello y potencien tus rizos y ondas naturales.

5. El secado del cabello

Lejos de creer que lo ideal es dejar que el pelo se seque al aire libre o enrollarlo en una toalla sin estrujar ni retorcerlo, es importante que valores que el pelo mojado, sobre todo si es seco, tiene más opciones de rotura, por lo que vamos a desechar la idea de utilizar una toalla. En su lugar, opta por la recomendación de secar el pelo a una temperatura mínima, con el difusor, si lo prefieres, y a velocidad baja, evitando tocar el pelo mientras aplicas el aire, para así reducir el tiempo que tu melena rizada está mojada.

6. Refrescar y mantener los rizos

El día que te lavas el cabello tus rizos quedan vivos, definidos y con volumen, pero a la mañana siguiente, ¿notas que están más rígidos y que han perdido ese aspecto natural que tanto te gusta? Para refrescar tu cabello rizado necesitas aplicar productos que no requieran de aclarado posterior.

 

¿Cuáles son los productos aptos para el método curly?

 

Elegir adecuadamente los productos que vas a incorporar a tu rutina capilar es algo fundamental en tu tratamiento curly. Si sientes que tu cabello es difícil de domar, puede que hasta el momento no hayas utilizado los mejores productos para el método curly. ¿Cuáles son esos productos no aptos? Uno de esos cosméticos que debes alejar de tu nueva rutina son los champús con sulfatos, que terminan resecando el cuero cabelludo.

A esta sequedad que provoca el champú hay que añadir que, por lo general, el cabello rizado suele ser extremadamente seco, por lo que posiblemente recurrirás a mascarillas y acondicionadores con siliconas para tratar de hidratar el cabello, consiguiendo un efecto poco deseado. Estos cosméticos con siliconas crearán una película alrededor del cabello que solo podrás eliminar utilizando de nuevo champús con sulfatos.

Para conseguir unos rizos de ensueño necesitas incorporar en tu rutina capilar un champú sin sulfatos y que tampoco contenga siliconas ni parabenos, como el Champú Ultrasuave con Extracto de Cebolla Mi Rebotica, siendo ideal para cabellos rizados, secos, dañados o estropeados, y pensado para nutrir intensamente y reparar la fibra capilar. Este será el champú que utilices en tus lavados habituales. Para las amantes de la cosmética sólida, en Mi Rebotica también encontrarás el Champú Sólido con Extracto de Cebolla.

Pero, ¿recuerdas ese primer paso del método curly? El inicio de esta rutina está marcado por un último lavado con un champú con sulfatos, pero sin siliconas. ¿Nuestra recomendación? Aplica el Champú Original con Extracto de Cebolla Mi Rebotica, está disponible en tres formatos. ¡Puedes escoger el de menor tamaño para usarlo en esta ocasión!

Para desenredar el cabello y devolver toda la suavidad y el brillo perdido, no puedes dejar de usar un acondicionador sin parabenos ni siliconas, como nuestro Acondicionador Desenredante con Extracto de Cebolla o el Acondicionador Sólido con Extracto de Cebolla, un producto que puedes utilizar siempre después de cada lavado. Respecto a la mascarilla para el método curly, nuestro consejo es que una o dos veces a la semana optes por una mascarilla sin parabenos ni siliconas, como la Mascarilla Reparadora Ultranutritiva de Mi Rebotica, especialmente formulada para nutrir en profundidad la fibra capilar, al mismo tiempo que fortalece y estimula el crecimiento del cabello. 

Si tus rizos y ondas quedan perfectos el día que te lavas la melena, pero comienzan a perder frescura y definición al día siguiente, necesitas utilizar acondicionadores leave in, como nuestro Sérum Reparador de Puntas, una alternativa natural a las siliconas que actúa reparando y sellando la cutícula, y a la vez protege al cabello de las agresiones externas. Otro de los cosméticos capilares que recomendamos para dar forma y reparar la melena es el Aceite Capilar Nutritivo Mi Rebotica, que nutre profundamente, especialmente las zonas más dañadas.

 

¿Preparada para tomar el control sobre tu melena? ¡Potencia tus rizos naturales y presume de suavidad, brillo y frescura! Ya es hora de comenzar a sacar partido a tu cabello rizado con el método curly y decir adiós al encrespamiento y a ese aspecto apagado y quebradizo. ¡Consigue las ondas que siempre soñaste!