Regalo en todos los pedidos

Livraison gratuite +39€ (en péninsule)

Expédition en 24/72 heures (péninsule et îles Baléares)

Votre panier

Votre panier est actuellement vide.

El mejor tónico facial para tu rutina

¿Debería usar tónico facial en mi rutina?

Tonificar la piel es uno de los pasos fundamentales en nuestra rutina de cuidados faciales, pero también uno de los más olvidados. Todas tenemos muy claro que la limpieza es la base de cualquier tratamiento, porque solo si la piel está limpia, conseguiremos que el resto de productos que aplicamos después penetren en la piel y sean efectivos. Sin embargo, no tenemos tan claro lo esencial que resulta aplicar el mejor tónico facial tras la limpieza del rostro. ¿Por qué es bueno usar tónico facial todos los días?

Ya sea con jabones, con espumas y geles limpiadores o con agua micelar, la limpieza del rostro altera el pH de la piel, lo que hace necesario el uso de un tónico que lo restablezca, evitando así que esto pueda afectar a la función barrera de la piel que nos protege frente a la agresión de los agentes externos. Con su uso, al mismo tiempo, finalizamos la tarea de limpieza al eliminar restos de suciedad y cerrar los poros.

Es posible que hasta ahora hayas creído que estabas dando mucha importancia al cuidado de tu piel porque te has preocupado por la elaboración y los ingredientes de tu gel limpiador o de la crema hidratante. Sin embargo, si no has prestado demasiado interés por usar los mejores tónicos y por las múltiples ventajas que puede aportarte, el ritual de cuidados que has seguido ha sido incompleto y no lo has puesto en práctica de forma correcta. ¡Es hora de incorporarlo ya en tu rutina diaria (y no una, sino dos veces al día) y valorarlo como se merece!

Beneficios del tónico facial

La aplicación del tónico es un paso fundamental para llevar a cabo entre la fase de limpieza y la de hidratación, ya que además de eliminar los restos de impurezas y maquillaje que pueden quedar tras limpiar el rostro, restablecer el pH de la piel y prepararla para futuros tratamientos, así como cerrar los poros para lucir una piel radiante; su uso diario aumenta el riego sanguíneo en la zona, revitaliza los tejidos y aporta luminosidad. ¿Qué más se puede pedir? Las pieles grasas también tienen mucho que agradecerle, ya que regula el sebo y elimina el exceso de grasa; mientras que, en el caso de las pieles más sensibles, gracias a su acción calmante, disminuye la irritación y el enrojecimiento. ¿Ya has comprendido mejor qué es el tónico facial y cómo actúa en tu piel?

¿Cómo aplicar el tónico facial?

El tónico facial se puede aplicar sobre el rostro (también en el cuello y el escote) de varias maneras, todas ellas igualmente válidas. Por un lado, utilizando muselinas o algodones humedecidos para extender el producto mediante suaves toques sobre la piel o realizando movimientos circulares. Otra opción es distribuirlo directamente sobre la piel con las yemas de los dedos (siempre con las manos limpias) y presionando de forma moderada con las palmas hasta su completa absorción. Esta es una de las alternativas más recomendadas en el caso de las pieles secas. También puedes aplicarlo mediante varias pulverizaciones, como si se tratase de una bruma, si lo utilizas en formato spray.

Ten en cuenta que, sea cual sea el método para extenderlo, ¡en ningún caso debemos frotar la piel! Tampoco es aconsejable usar pañuelos de papel para realizar este paso, ya que absorben el producto con mayor facilidad y en menos tiempo, y, además, al estar húmedos se deshacen al frotarse contra la piel.

Aplicar el producto es un proceso sencillo y rápido, pero quizá lo que te genera más dudas es el mejor momento para hacerlo. ¿Cuándo usar el tónico facial? Este paso se realiza siempre dos veces al día (mañana y noche) tras la limpieza, y con la cara ya seca, justo antes de aplicar el resto de tratamientos y productos para hidratar la piel. En el caso de los hombres, se recomienda realizar después del afeitado. No olvides esperar unos minutos, hasta la completa absorción del tónico, para continuar con tu ritual de cuidados, ya que esto ayudará a que penetren mejor todos los productos que extiendas posteriormente.

 

El mejor tónico según tu tipo de piel

¿Ahora ya tienes claro el modo de empleo y que se trata de un paso imprescindible? Tonificar es la base previa que la piel necesita antes de la hidratación. Una vez definido qué es el tónico facial y cuándo se aplica, es hora de elegir el más adecuado para tu piel. Ya sea seca, mixta, grasa o sensible, en el mercado podrás encontrar tanto productos específicos y con características particulares para cada tipo de piel, como otros que resultan aptos para todos los tipos. ¡Solo tienes que encontrar el cosmético facial que mejor se adapte a lo que necesitas! En este sentido, según sus ingredientes, el tónico puede tener propiedades hidratantes, calmantes, astringentes o revitalizantes, por nombrar algunas; diversas opciones formuladas y pensadas para resolver cualquier problema de la piel. ¡Notarás rápidamente los cambios y no volverás a olvidarte de emplear este producto en tu ritual de belleza!

Los mejores tónicos para piel mixta o normal son aquellos que refrescan y eliminan las impurezas de la piel para mantenerla con un aspecto radiante. En el caso de las pieles más secas o sensibles, se aconseja utilizar tónicos suaves elaborados a base de extractos naturales que eviten la sensación de tirantez de la piel y que contengan activos con acción calmante e hidratante. Por su parte, las pieles más grasas o con tendencia acneica necesitan un tónico con propiedades seborreguladoras que favorezcan una limpieza en profundidad de los poros.

Cada piel es diferente. Por eso, antes de comprar y comprar productos sin sentido es esencial conocer bien cómo es tu piel y qué cuidados específicos demanda. Solo así lograrás adaptarte y dar respuesta a sus necesidades concretas. ¡Este es el mayor secreto de belleza y salud de la piel! En Mi Rebotica sabemos lo importante e imprescindible que resulta este paso para completar el ritual de limpieza. Este simple gesto te ayuda a preparar correctamente la piel para que el resto de activos que se aplican a continuación puedan penetrar y cumplir su misión. Te aconsejamos que prestes interés para elegir el mejor tónico facial y poder aprovecharte de su acción regeneradora, nutritiva y revitalizante. ¿Seguirás olvidándote de utilizarlo cada día?