Hola, ¿necesitas ayuda?

Cremas para pieles atópicas

Filtros activos

Cremas para piel atópica

Especialistas en la venta de productos de tratamiento para pieles atópicas

La piel atópica en niños y adultos es una enfermedad inflamatoria de la piel que se caracteriza principalmente por presentar una gran sequedad y un tacto extremadamente áspero. Al contar con poca grasa y agua, esta piel se irrita y descama con una mayor facilidad, lo que hace necesario el uso de productos y cremas para piel atópica que favorezcan y combatan algunos de sus síntomas, como el intenso picor o las lesiones causadas por el enrojecimiento y la inflamación.

La piel atópica es una afección crónica que se manifiesta mediante la dermatitis y que puede alternar brotes con largos períodos de mejoría, siendo una de sus principales causas la predisposición genética.

La limpieza de la piel con productos formulados específicamente para tratar las pieles atópicas, irritadas y muy secas es fundamental a la hora de reparar y proteger este tipo de pieles. En primer lugar, necesitas un gel de baño formulado específicamente para reparar la barrera cutánea, calmar el picor y reducir el enrojecimiento.

Asimismo, para tratar las pieles atópicas, tanto en niños como en adultos, es fundamental utilizar una crema para la dermatitis específica para el cuidado de las pieles con esta tendencia atópica, y también de aquellas más irritadas y secas. Tras la limpieza de la piel, es necesario que apliques en tu piel una crema para pieles atópicas que repare y proteja la piel, calmando el picor y reduciendo el enrojecimiento. Utilízala sobre la piel seca tras la higiene diaria, tantas veces como sea necesario.

En Mi Rebotica encontrarás productos específicos para tratar las pieles atópicas formulados a base de ingredientes como rhamnosoft, hydromanil y agascalm, que aportan protección a la piel frente a las agresiones causadas por agentes externos, mejorando a su vez la hidratación y reduciendo los efectos negativos que produce el estrés diario en ella. Otros ingredientes beneficiosos para la piel que contribuyen a suavizar y regenerar la piel al instante son la caléndula bio, el aloe vera bio, la rosa mosqueta y la manteca de karité. Por otra parte, los prebióticos fortalecen las defensas naturales de la piel.

¿Cómo prevenir los brotes de la piel atópica?

Actuar de forma rápida y eficaz para controlar los brotes y limitar la evolución de la enfermedad es clave. Además del tratamiento recomendado por el médico especialista, para mejorar el aspecto de la piel y protegerla, es esencial prestar atención a los cuidados diarios con cosméticos corporales para pieles atópicas. No debes frotar ni secar la piel con fuerza y es beneficioso optar por duchas rápidas con agua tibia utilizando un gel de baño formulado para este tipo de pieles, ya que ayuda a reforzar su barrera cutánea. No te olvides después de secar la piel con una toalla de algodón mediante suaves golpecitos y poniendo mucho cuidado y precaución. Una vez que la piel esté seca, es momento de aplicar una crema para pieles atópicas que repare y mejore su flexibilidad, calmando el picor y reduciendo las reacciones inflamatorias que se presentan en la piel.

close Carrito de la compra

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?

Inicia sesión